Buscar por

7 consejos para lavar el cabello correctamente

El estilista guilherme cassolari, especialista en cabello de natura, enseña el lavado ideal para mantenerlo saludable y sedoso

Publicado en: 22 mar. 2019, 17:03

Crespas, lisas, onduladas. No importa el tipo de textura, lavar el cabello siempre será parte del cuidado diario de él. 
Pero, dependiendo de cómo es hecho, además de limpiar, el lavado puede ayudar (o perjudicar) la salud de los cabellos y del cuero cabelludo.

Lee también:

Cómo quitar el frizz del cabello en 10 pasos
Cabello corto femenino: 5 razones para enamorarte
Frizz en cabello crespo: descubre cómo disminuirlo

1. FRECUENCIA DEL LAVADO

Según Guilherme Cassolari, especialista en cabello de Natura, lo más indicado es lavar el cabello alternando los días. Lavarlo poco puede dejar el cabello oleoso y, en consecuencia, llevar a la caída. El exceso de lavados puede tener la misma consecuencia, por efecto rebote.

“Lo ideal es un día sí un día no para cualquier tipo de cabello”. 

Mujeres  que poseen cabello largo y no tienen  tiempo de secarlo pueden lavarlo cada dos días, según el experto.

Pero la frecuencia exacta debe estar de acuerdo con la rutina y el tipo de cabello de cada mujer. Quien tiene el cabello crespo, por ejemplo, necesita extender más los lavados, porque el shampoo, si se usa demasiado, agrede la estructura de esos cabellos tan frágiles.

Prueba diferentes espacios entre lavados y ve como tu cabello se comporta mejor.

2. ELECCIÓN DE LOS PRODUCTOS

Otro consejo del estilista para mantener el cabello saludable y bonito es siempre utilizar productos específicos para cada tipo de cabello. "No usar el shampoo y el acondicionador ideal es uno de los errores más comunes", dice Cassolari. "Aplicar los ítem correctos suplirá la necesidad de ese cabello, sea crespo, decolorado, sea químicamente tratado."

Como muchas mujeres tienen más de una necesidad capilar, tú también puedes tener dos dúos de shampoo y acondicionador en la ducha y alternarlos. Además de cuidarlo de dos formas, tu cabello va a responder mejor a cada tratamiento.

3. TEMPERATURA DEL AGUA

Las altas temperaturas dañan la fibra del cabello y tienen impacto hasta en el resultado final del cabello. Y no solamente a la hora del secado, el agua de la ducha también afecta. Usa el agua más fría que puedas soportar. Si no puedes aguantar toda la ducha con ella, al menos da, literalmente, un baño de agua fría en el cabello al final del lavado.

4. MASAJES

Cuando pensamos en lavarnos el cabello en el salón, ya sabemos que cada punto del cuero cabelludo tendrá una atención especial. Si no puedes hacer eso en todos los lavados, intenta masajear bien todo el cuero cabelludo por lo menos una vez por semana. Pero nunca uses las uñas, solamente con la punta de los dedos. Aprovecha ese ritual semanal para aplicar un shampoo de limpieza profunda.

5. CHAMPÚ TRANSPARENTE

Si estuvieras sintiendo que tu cabello está pesado, con poca vida, aplica un shampoo transparente, neutro, antes del shampoo de tratamiento específico. ¡Él ayuda a soltar los cabellos instantáneamente!

6. DIFERENTES COMBINACIONES

Dependiendo de la ocasión y del resultado deseado, Gui Cassolari recomienda diferentes combinaciones de productos en el lavado. Para el día a día, el dúo shampoo y acondicionador es suficiente. Ya cuando se espera una acción hidratante, después de la limpieza, vale la pena la máscara substituyendo el acondicionador. Haz este cambio una vez por semana si tu cabello estuviera reseco.

7. SÚPER NUTRICIÓN

En los días en que el cabello necesita de cuidados más profundos, Cassolari indica el trío de shampoo, ampolla de tratamiento y máscara.  Puedes usar las ampollas de dos formas: mezcladas a la máscara - mezcla solamente la cantidad de máscara que vas a usar en ese día con todo el contenido de la ampolla - o después del shampoo y de la máscara. "Lo ideal es aplicar la ampolla a tres dedos de la raíz, masajear los cabellos de dos a tres minutos y, antes del secado, aplicar un protector térmico", orienta.